sábado, 12 de junio de 2010

El Gestador III

- Lo vas a desgastar de tanto mirarlo.

Manuel le tomaba el pelo cada vez que pillaba a Paula observando al pequeño Iván, que era muy a menudo. Él se metió en la cama y se quedó mirando también la pantalla como un bobo. El feto tenía ya 28 semanas y se movía mucho. Paula se puso triste de repente.

- Ahora estaría sintiendo sus patadas…

Manuel la abrazó.

- No seas tonta. Estamos haciendo lo mejor para él, y pronto lo tendremos en casa. Mira lo guapo que es. Se parece a mí…

Paula no pudo evitar sonreír y apartó a su marido de un empujón.

- Ni lo sueñes, tiene exactamente mi misma nariz.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...