miércoles, 15 de septiembre de 2010

Crianza y cultura

Esta tarde he tenido que escuchar de nuevo la frase de "¿Que duerme contigo en la cama? No lo vas a sacar en la vida", seguida de "Los niños son unos chantajistas". Lo ha dicho una amiga a la que quiero mucho y que no tiene hijos todavía.

Como tengo confianza con ella me he puesto a soltarle el rollo: que si la mayoría de los niños del mundo duermen con un adulto ("Pues será por falta de espacio", ha contestado), que si está demostrado que los niños necesitan biológicamente la atención y el contacto físico de los adultos,... Creo que he predicado en el desierto.

Porque somos esclavos de la cultura que nos ha tocado vivir, y es muy difícil salir del bosque y mirarlo desde fuera. Nos parece que sólo hay una manera "correcta" de criar y educar a nuestros hijos, y no nos damos cuenta de que "ahí fuera" cada cultura tiene sus propias fórmulas y objetivos, igualmente correctos desde su punto de vista.

Esto no se me ha ocurrido a mí, claro. Me ha abierto los ojos un libro, "Nuestros hijos y nosotros" de Meredith Small. Es una etnopediatra que analiza distintas culturas a lo largo y ancho del mundo, centrándose en los niños y su cuidado. Y resulta muy revelador.

Hoy no voy a entrar a detallar las cuestiones que más me han interesado y que darán para muchos post venideros. Lo que me interesa es conocer, por curiosidad, cómo pensáis vosotros que hay que criar a los niños, explicando por qué es mejor de esa manera y no de otra.

Si os apetece participar, escribid teniendo en cuenta aspectos como la lactancia, el sueño y el colecho, el llevarlos en brazos o no, si hay que dejarlos llorar y cosas así. Estaría bien que aclararáis de dónde sois, si creéis que es relevante, y si tenéis hijos.

Animaros a dejar vuestra opinión. Hagamos nuestro propio estudio de etnopediatría...

3 comentarios:

Belén dijo...

Mi hijo durmió con nosotros desde que tenía pocos meses hasta bien pasados los 2 años. Su cuna estuvo en nuestro cuarto hasta sus 23 meses. Pero cuando despertaba prefería la cama sin lugar a dudas, a veces ni el primer sueño se lo echaba en la cuna. Cuando se fue a la cama de su cuarto lo hizo porque le apetecía hacerlo, encantado de la vida, pero aún alguna noche la pasaba en nuestra cama, o algún tramo. Y ahora él quiere dormir en su cuarto y en su cama. Peeeeeero cuando está malito, cmo ahora, sabe que mami no le dejará dormir solo y que los tres compartiremos camita, y él encantado. Y así llevamos 2 noches, durmiendo apretaditos. Que si es lo mejor del mundo?? para mi lo ha sido, y descuida que él solito será el que diga "mami me voy a mi camita".
Mi sobrina va por el mismo camino, con su mes de vida y aún no ha pasado 2 horas seguidas en la cuna, y es que tocar a mami toooooda la noche no tiene parangón.

lamamadeunabruja dijo...

Nosotros practicamos el colecho desde el primer día que estamos en casa (ya lo explique en mi blog) y es una gozada, cada familia debe aplicar lo que crea conveniente en sus circunstancias. Yo ya no me molesto en contar nada de nuestra forma de vivir en la calle porque no me apetece que me juzguen, ni tener que defenderme de nada.
Tengo ganas de leer ese libro, ya había oído hablar de él...

Paula dijo...

Al mio (17 meses) lo pasamos en la manana, pero si se despierta en la noche lo amamanto en su cuna q esta en nuestra pieza. Siestas juntos en nuestra cama, para evitar q se caiga por el otro lado y dormir tranquila, puse una barrera plegable en el otro lado.

Cuando era mas chico trataba de evitarlo por susto a aplastarlo (soy un poco perseguida), asi q cuando lo ponia en nuestra cama yo dormia muy mal y poco.

Cuando despierta me toca un pecho y dice "ahi ta" luego la barba de papa y "ahi ta".

Somos de Chile, pero vivo en Australia, el nacio en Nueva Zelanda, antes estudiamos en NY...asiq culturalmente estamos bien mezclados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...