viernes, 25 de noviembre de 2011

El país de las mujeres



Cuando al terminar un libro en la intimidad de tu sofá te pones a aplaudir, suavemente, pero sin poderlo evitar, es porque ha pasado algo grande. Porque la historia te ha conquistado por completo, porque las palabras te han hecho vibrar, incluso llorar, porque te deja un gusto dulce en la boca, porque te invita a seguir soñando, porque te apetece recomendárselo a todo el mundo.

Gioconda Belli es una escritora nicaragüense a la que me encantaría poder llamar ahora mismo por teléfono para felicitarla. Es poeta, y se le nota en las frases redondas, sensuales, perfectas. Es mujer, y eso se le nota en todo lo demás.

Las novelas con experimento sociológico incluido siempre me han fascinado, más aún después de unas elecciones ¿Qué pasaría si nos quedáramos todos ciegos? ¿Y si todos votáramos en blanco? Si Saramago era el Maestro, Gioconda es la Suma Sacerdotisa.

Imaginaros un país gobernado por mujeres, desde una perspectiva femenina. No dan un golpe de estado ni nada por el estilo. Eso es cosa de hombres. Ellas ganan las elecciones por mayoría, en un pequeño y ficticio país centroamericano cansado de corrupción, machismo y violencia. Todos los partidos son iguales, todos del mismo género (el masculino), aunque tengan mujeres en sus filas. Y ellas apuestan por un camino alternativo: cuidar el país como las madres cuidan a sus hijos; limpiarlo y ordenarlo, lo que mejor saben hacer las mujeres desde hace siglos. En lugar de hacerse las machotas para alcanzar el poder, se dedican a extremar lo femenino, siempre tan denigrado. Nosotras mismas nos encargamos de alimentar nuestro pequeño juez masculino en el fondo del cerebro, que nos recuerda que somos "hijas de Eva: pecadoras; hijas de mala madre: putas; hijas de la Barbie: idiotas; hijas de la Virgen María: niñas decentes..." Modelos femeninos planos, de una sola dimensión, a los que nos condenamos y nos condenan.

Tenemos que despertar, hembras del mundo. Tenemos que querernos un poco más y ver de lo que somos capaces. Siempre han mandado ellos fuera de la casa, pero viendo como está el percal no lo han hecho demasiado bien, ¿no? Ésta es la premisa del Partido de la Izquierda Erótica, como bautizan a su formación. Para que quede bien claro que son locas, putas e izquierdosas.

¿Y cómo gana un partido así las elecciones presidenciales, y por mayoría? Sobre todo en Centroamérica, con su machismo trasnochado. En aras de la verosimilitud, la autora añade una erupción volcánica cuyos gases reducen la testosterona de todos los machos del país. Porque está claro que si no habrían cogido las armas y se acabó el invento. Me pregunto si hay algún producto que pueda echarse en el agua corriente para reducir la puñetera hormona masculina...

Con miles de mujeres esperanzadas en una nueva propuesta, original y atrevida, y con los hombres con el rabo entre las piernas, el PIE arrasa en las elecciones. Mientras dura el efecto del volcán, el Parlamento es suyo y le dan la vuelta al país. ¿Por qué no hay igualdad? "La maternidad en todo el mundo está penalizada; la mujer es penada por quedar embarazada, por parir y por cuidar a los hijos. Y es que entramos en el mundo del trabajo, pero el mundo del trabajo no se adaptó a nosotras" Y continúa reflexionando la presidenta Viviana Sansón: "Si las mujeres hubiéramos organizado el mundo, el trabajo no estaría segregado de la familia, estaría organizado alrededor de la familia: habría guarderías maravillosas y gratis en los propios centros de trabajo. Podríamos estar con los hijos a la hora del café. Nos llevarían los bebés para que les diéramos de mamar. Nos darían bonos productivos por cada niño que trajéramos al mundo". ¡Sería fantástico!

Pero en las primeras reuniones de gobierno, las mujeres se cohiben delante de los hombres experimentados, porque nos llevan siglos de ventaja de acceso a la cultura y al poder. Por eso, Viviana decide instaurar una genocracia provisional: todos los puestos de la administración los ocuparán mujeres durante seis meses, incluido el ejército y la policía. Así cogen confianza en sí mismas, sin la mirada condescendiente o reprobatoria de los expertos varones. Los hombres son enviados a sus casas con su sueldo para que aprendan lo dura que es la vida doméstica y puedan ponerse en el pellejo de sus esposas. Montan incluso un reality show, un concurso donde se ve lo mal que se apañan algunos en su nuevo papel de amos de casa a tiempo completo. "Se le va a uno la vida en eso", dice un concursante. "No da tiempo ni a pensar". "Eso de decidir qué cocinar los tres tiempos, día tras día, me mató", dice otro.

Otra polémica medida del gobierno del PIE es la de pasear un día a la semana a los violadores dentro de unas jaulas, para que pasen vergüenza. Y les tatúan una pequeña V en la frente para que nadie olvide lo que son, a lo Lisbeth Salander. Se toman muy en serio la violencia contra la mujer. Si la víctima acude a desdecirse, va presa también, y a ambos los mandan a reeducarse en el respeto. Ya no los pierden de vista.

Por supuesto, la mayor revolución es la educativa. Entre otras muchas cuestiones, implantan una asignatura de maternidad para chicos y chicas.

Podría seguir, pero entonces os cuento todo el libro. Mejor que lo leáis vosotr@s, os va a encantar.

Con esta España que nos hemos encontrado vestida de azul, con su camisita y su canesú, esta novela es un buen remedio para no dejar de soñar con otro mundo mejor, más justo, donde la gente tenga oportunidad de ser feliz. Sólo necesitamos unas buenas lideresas, en todos los países de la Unión Europea, y un volcancito que nos eche una mano. Aquí haría falta además un buen terremoto que derribe la ley d´Hont desde los cimientos, claro.

Mil gracias a Gioconda Belli por estas páginas que reafirman en mi fe en las mujeres. Me despido con el lema del PIE:

YO BENDIGO MI SEXO

8 comentarios:

María dijo...

Tengo el libro esperando a sacar un huequito y tengo unas ganas de leerlo... con tu post, aún más! Y te dejo otra recomendación: "Mensaje urgente a las mujeres" de Jean Shinoda Bolen. Este no es una novela, es un mensaje a las mujeres para decirnos que podemos cambiar el camino de la dominaci´pon y la violencia que nos ha puesto en peligro a todos, por un mundo de paz y compañerismo. "Basta con que las mujeres del mundo entero dejen actuar al amor que hay en ellas en este momento crítico de la historia".
http://www.editorialkairos.com/catalogo/mensaje-urgente-a-las-mujeres

lamamadeunabruja dijo...

Me encanta Gioconda Belli, su "mujer habitada" me fascinó, pero este todavía no lo he leído, muchas gracias por la recomendación.
Siempre hay que seguir soñando con otro mundo!!

Carol dijo...

No conocía a esta escritora, pero despues de leerte creo que nos vamos a conocer pronto.
Me ha encantado. Qué maravilloso mundo viviríamos.
Gracias por la aportación.
Lo pido para reyes fijo.

Un abrazo

paulafigols dijo...

Me encanta Gioconda Belli! Me gustaba antes de viajar a Nicaragua y mucho más después, claro. Recomiendo "El país bajo mi piel" (de su época guerrillera) y sus poemas recogidos en "El ojo de la mujer".

Te dejo uno, "Y Dios me hizo mujer":
Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.

Lara dijo...

Ahora sí que voy a leerlo
A mi también me encanta Gioconda Belli, me enganchó desde que leí La Mujer Habitada
y luego, Paula me hizo un regalo maravilloso con El ojo de la mujer

Cuidar: ese verbo tan castigado. Pero el futuro pasa por el cuidado de la vida y de los nuestros, solo que hay gente a la que igual no le interesa

Gracias por compartir tus pensamientos

Yaneth dijo...

Me encanta leer y no había oído hablar antes de esta escritora. Ahora mismo me pondré a indagar sobre ella y sus obras. Muchísimas gracias por compartir. Buceando llegué a tu blog y me ha gustado mucho este post. Un saludo
Yaneth

http://yanethpoints.blogspot.com/

nuria dijo...

Fantástico post. El libro, recomendado con tantísimo afecto, promete. Tengo que conseguirlo... gracias!

Cristina dijo...

Gracias por vuestros comentarios. ¡Yo también bendigo mi sexo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...